En primer lugar, debemos establecer la diferencia entre:

1. Contenidos falsos.
2. Contenidos nocivos: son aquellos que aunque están permitidos legalmente, se consideran dañinos para el desarrollo de las personas menores de edad.
3. Contenidos ilícitos: aquellos que no están permitidos legalmente.

Los contenidos falsos

Internet está plagado de información errónea o manifiestamente falsa. Debemos guiar a nuestros alumnos ayudándoles a comprender la información que encuentran y a distinguir entre los hechos, las opiniones, los rumores y las mentiras. También es importante tener en cuenta que a veces la información que se ofrece es parcial o responde a una ideología muy concreta.
Debemos invitarles constantemente a indicar las fuentes consultadas y a contrastar entre diversas fuentes.

Los contenidos nocivos

Son contenidos nocivos los que, a pesar de ser legales, pueden perjudicar el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes como: la pornografía entre adultos, la violencia, el consumo de drogas o el fomento de trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia.
El concepto de nocivo varía en función de las diferencias culturales y las diferencias individuales de los usuarios (edad, madurez intelectual, cultura, ideología, creencia religiosa, etc.). Estas variables deberán ser manejadas por los educadores y aplicadas en cada caso.
Necesitamos aprender las claves para buscar información concisa y necesitan adquirir las habilidades necesarias para ser críticos ante la información que encuentran en Internet.

Los contenidos ilícitos

La noción de contenido ilícito y nocivo en Internet no es muy uniforme, ya que hay que atender a conceptos éticos y jurídicos que pueden ser variables para cada territorio o para cada persona.
Con respecto a los contenidos ilícitos, aunque existen diferencias en las relación a la normativa legal de cada país, existe un cierto consenso internacional en relación a ciertas conductas entre las cuales destacan:
• La apología del terrorismo
• La pornografía infantil
• La provocación o incitación al odio de una raza, etnia o grupo
• La difamación en Internet claramente maliciosa
• La distribución de material que vulnera la dignidad humana.

La publicación de este tipo de contenidos está estrictamente ]prohibida y en estos casos caben muy pocas consideraciones en torno a la libertad de expresión.
Salvo casos tan flagrantes, la consideración de un contenido como ilícito dependerá en muchos casos de la resolución un conflicto entre la libertad de expresión y otros derechos. Estos conflictos suelen ser de difícil interpretación y resolución en términos legales.

error: Content is protected !!